17 jun. 2008

Buena noticia

La buena noticia es que menos mal que, en nuestro sesudo plan de merchandaisin, no habíamos contemplado vender ninguno de los 3.000 ejemplares de Bostezo en la FNAC de Valencia. ¿Por qué? Porque han cerrado su sección de revistas. Ayer me pasé y en aquel hueco han puesto una tienda de telefonía móvil (signo de los nuevos tiempos). Aún así, somos optimistas,... nuestros planes de ventas se centran más en el boca a boca, presentaciones públicas por doquier (también en Foz o en Santiago), la inmersión en bibliotecas y universidades, y la venta en los inquebrantables kioskos de las esquinas que igual te venden un Hola, un Bostezo, un Play Boy con los pechos caídos de Martina Navratilova o te regalan los testículos de José Tomás con el ABC dominical. Y si todo falla, siempre nos quedará Ubik o la Feria Alternativa (por cierto, no os conté que nos forramos)

2 comentarios:

Redacción dijo...

Apuesto por Santiago. No es que seamos para las masas, pero no hay suficiente masa critica en Foz para Bostezo. Facultad de Periodismo, para ver si aprendemos algo? Es lo que me late desde Mexico, güeys. Un carnal me dijo que Rogelio Villareal era un señor de derechas muy particular. Asi que ojito, que ojiplatico me dejo.

La falta de acentos no es voluntaria, es voluntad del teclado.

walterbuscarini dijo...

Ei Pablo!
sigo tus andanzas mexicanas, ya ví que te estás documentando para el próximo Bostezo, gracias por el apoyo en esto! por cierto, no te pierdas el Zócalo y a ver si dan a probar un poquito de pulque, el viagra de los aztecas. A mí no me gusta mucho, pero es parte del chou, además es una bebida típica mexicana que quedó reducida a las clases menos pudientes por la entrada de bebidas foráneas, presión que incluyó mala prensa al pulque a principios de siglo XX (mala imágen que todavía tiene entre la mayoría de la población, se comenta incluso que está elaborada con caca de vaca, además sólo se consigue en cantinas arrabaleras)
Lo de presentar la revista en Foz era una excusa para conocernos, aunque el auditorio estuviese vacío; estamos a prueba de bombas: ya hemos actuado sin público, hecho poesía para nadie, películas para ciegos,... qué no vendemos en Foz? pues ya lo haremos en Vigo!
Y bueno respecto a la discursión de los conceptos izquierda-derecha en un plano latinoamericano, eso sí hay que dejarlo para un buen orujo y unos buenos pulpos (o sangría y paella, en su defecto)
sigue disfrutandooooooo!