23 jun. 2008

Aquí de vuelta

Ei, que no nos hemos ido! Bueno sí, pero ya hemos vuelto. Hemos pasado el fin de semana en Madrid, con el principal objetivo (que luego derivó en otros) de mantener una conversación con Javier Krahe, que saldrá reflejada en el primer número de Bostezo. Y diréis, ¿por qué Krahe? Pues lo elegimos por lo que implica su trayectoria vital y profesional, que consideramos coherente y dignificante. Algo difícil de encontrar en los tiempos que corren.
La conversación estuvo desenfadada. Reitero lo de conversación porque no sé puede considerar entrevista. De hecho, no me gustan las entrevistas (y a Krahe tampoco); así que optamos por charlar y que la plática fluyera por recovecos imprevistos. Casi cuatro horas en un bar de la calle del Pez, a una hora temprana (por cuestiones de agenda, el encuentro fue matutino y soleado).
Reyes Sedano, nuestra fotógrafa en la capital, nos dice que pecamos de mitómanos, vamos que en lugar de entrevistadores fuimos unos fans indisimulados del amigo Javier. Puede que sea cierto, pero es que el tipo desprende un aura que mezcla serenidad, caballerosidad y gañanismo. Un Quijote moderno... no os cuento más, que el resultado definitivo saldrá en Bostezo.
Luego aprovechamos nuestro considerable grado etílico para perdernos por Madrid y pasaron sucesos (algunos inconfesables): acabamos departiendo con una encantadora nieta de Obiang -sí, el guineano- y luego -sin comerlo, pero sí bebiéndolo- nos convertimos en improvisados go-gos en una despedida de soltera. Hay material gráfico de todo ello, pero ya os las enseñaremos por otros medios, que de momento queremos seguir manteniendo algo de reputación.

2 comentarios:

Jesús Ge dijo...

¿algo de reputación?
Después de este post ni lo sueñes.

walterbuscarini dijo...

Ei Jesús! pues el día que me desprenda de la vergüenza (la mía y la de mis ancestros) y pueda enseñarte las fotos, veras por qué lo digo.
gracias por visitarnos