29 mar. 2008

Nueva colaboradora

Ya fichamos a Marcela Turati, periodista mexicana que no conozco personalmente, pero que, desde su atalaya bloguera, se dedica a reflexionar y proponer cambios en el periodismo anquilosado y de salón. En la búsqueda de periodistas críticos con su oficio me estoy encontrando con dos casos: a) la crítica de boquilla, panfletaria e inocua y b) los que realmente están asumiendo riesgos para trastocar la situación. Marcela pertenece al segundo grupo... también otros como Gurmescindo Lafuente, Javier Ortiz o Pablo Santiago. En eso estamos.
Aquí os dejo un fragmento donde la propia Marcela explica en qué están trabajando...

PERIODISTAS DE A PIE
Nos decimos la red de periodistas sociales, aunque nos bautizamos como “la red de periodistas de a pie”.
La red la conformamos más de 60 periodistas en la ciudad de México que trabajamos en periódicos, revistas y alguna radiodifusora; la abrumadora mayoría somos mujeres y cubrimos los asuntos que denominamos “sociales” –salud, educación, pobreza, migración, ecología…-- aunque pensamos que el periodismo social es cuestión del enfoque que da el reportero para abordar cualquier tipo de noticia.
Tenemos en común que somos reporteras y reporteros de calle y que nuestras notas pocas veces logran ser los titulares de los medios de comunicación (las ejecuciones y declaraciones de los políticos acaparan esos espacios mientras que asuntos como la pobreza ya no son considerados anomalías).
La información que hemos optado por cubrir –que habla del ciudadano común y de la realidad del país-- es poco comprendida en muchas redacciones y repele a algunos lectores; nosotros la consideramos indispensable y urgente para la construcción de la democracia y nos sentimos preocupados de que esté fuera de la agenda política.
Desde hace año y medio estamos sacando tiempo de nuestros días de descanso y lo dedicamos a pensar cómo cambiar esta situación y a diseñar estrategias para ganar espacios en los medios de comunicación para la información que cubrimos.
Aunque somos de distintos medios tenemos una misma carta de navegación: buscar dimensión social en cualquier tipo de suceso noticioso; enfocar la información desde la perspectiva de los derechos humanos y tratarla a profundidad; sabernos corresponsables de la construcción de ciudadanía y confíar en que la realidad puede ser cambiada a través de la denuncia y la propuesta de soluciones.
Nuestro método para ganar espacios es capacitarnos para mejorar nuestro quehacer periodístico y reunirnos para reflexionar sobre cómo hacer una cobertura de calidad de los temas de interés público.
Con ese afán hemos organizado distintas actividades; por ejemplo tuvimos un desayuno para fundamentar la esperanza en los alcances de nuestra profesión con el maestro colombiano Javier Darío Restrepo y otro con María Teresa Ronderos para profesionalizar nuestra cobertura; una charla sobre derechos humanos en épocas de militarización con una experta de la ONU; un taller de narrativa con Juan Villoro; un diplomado de políticas sociales con Clara Jusidman y su equipo; así como distintos talleres sobre temas tan específicos como los “trucos” de los que se valen los funcionarios para esconder los resultados de los programas sociales, la cobertura responsable de temas de infancia o cómo sacarle provecho a la ley de transparencia y acceso a la información pública.
La red es un sueño colectivo sostenido del entusiasmo de quienes la integramos y es también la forma que encontramos para aportar, desde nuestra profesión, un granito de arena para hacer de ésta una sociedad más justa.

28 mar. 2008

Festival de mediometrajes

Nuestro amigo y colaborador Carlos Madrid está organizando un festival de mediometrajes (de duración entre 30 y 60 minutos) que se celebrará del 3 al 6 de julio en la ciudad de Valencia (lugar por confirmar). Os aconsejo que visitéis su web (www.lacabina.es) para enterarse de este proyecto, pionero por estas tierras. Por una razón que no consigo descifrar el mediometraje tiene menor cobertura incluso que el cortometraje, así que se hace necesario rellenar este hueco pendiente.

Club Bostezo (o algo así)

Al fin y al cabo, una revista surge de una gran conversación, la retroalimentación entre gente que, en tiempos en que pensamiento suena a antigualla, todavía mantiene ganas de expresarse mediante diferentes formas: diseño, prosa, fotografía, poesía, teatro, ensayo, video, música, ilustración, cómic, performance, incluso oralmente (ya veremos la forma de no desdeñar el lenguaje oral en una revista escrita)… Pienso que Bostezo debe de usar el soporte papel para intervenir directamente en espacios de realidad. Me seduce la idea de formar un organismo vivo en torno a la revista, de nada serviría la escritura o la imagen sino provoca transformaciones en el entorno real en las que surgen (y del que se nutren)…
Espero que no me quede cursi agradecer a las gentes que se están creyendo el proyecto en estos momentos incipientes. Pondría vuestros nombres pero ya sabéis que me refiero a vosotros y vosotras…

25 mar. 2008

La muerte del libro

Hace lo menos seis o siete años que oigo hablar de la muerte del libro a manos del e-book. Como si fuera una cosa que va a pasar mañana. Sin embargo, creo que al libro le quedan seis o siete años más, como mínimo, antes de ser sustituido de manera parcial aunque significativa por formatos electrónicos.

El otro día lo leí en Babelia y estoy de acuerdo con no-sé-quien: el problema del e-book es que el libro físico esta muy bien inventado. Los sistemas de almacenamiento y recuperación de información analógicos (los verdaderos ficheros) fueron inmediatamente sustituidos por el PC cuando el precio de producción de éste último descendió hasta convertirse en un producto familiar. El PC se adaptaba mejor a las capacidades de categorización y memorización humanas. Sin embargo, el libro está adaptado admirablemente a la estructura cognitiva de la lectura, probablemente porque ambos, artefacto y estructura cognitiva, son conjuntos de símbolos con sintaxis.

Sí, llegará un día sin libros. Pero se lo van a tener que currar.

Daría Barbate

22 mar. 2008

¿Cuál es tu frase favorita en el Quijote?

Sancho, si ladran los perros, es porque avanzamos...

21 mar. 2008

Viernes republicano

No es una propuesta original. Ya en la Revolución Francesa, en la Asamblea Constituyente de 1789, creo, se puso sobre la mesa: por qué cojones (los constituyentes dijeron otra cosa, eran abogados franceses del s.XVIII) los días festivos y el calendario en general deben regirse en Occidente por los milestones sacramentales de una institución repugnante como es la Iglesia Católica Apostólica Romana?
No hace falta que el Viernes santo sea necesariamente Viernes republicano. Vale cualquier calendario laico, vale el día en que España llegó a la final de la Eurocopa de 1984. Cualquier cosa, excepto el residuo ponzoñoso de la Contrarreforma.

Daría Barbate

20 mar. 2008

Un encuentro independiente de ediciones independientes de manera indenpendiente a los independientes

El fin de semana pasado se celebró en Valencia unas interesantes jornadas enfocadas a la autoedición. Como es de prever, hubo espacio para la queja aunque, sorprendentemente, también se hicieron propuestas, como la distribuidora de David Moreno o la editorial vasca Belleza Infinita, con catorce libros publicados en pocos años… bueno que me sale el rollo periodístico, a lo que iba… que lo más jodido hoy mismo es la difusión y la distribución del material que editamos,… que es –relativamente- sencillo lanzarse a editar revistas, fanzines, panfletos incendiarios sin ton ni son, pero ¡ay amigo! cómo insertarlos en un mercado saturado de propuestas, he aquí la cuestión… me da miedo ese concepto de “editorial independiente” que asocio a trabajo mal hecho; abandono de tareas de promoción y distribución, y fracaso irremediable,… considero que hay que dejar de ser endogámicos para fomentar la autocrítica como forma de superación creativa,… hay dos opciones: ser consecuentes con lo que queremos hacer o plegarnos a los intereses comunes (aunque en ese caso habría que descartar la edición de una revista en papel)… Bostezo apuesta por ir a lo suyo pero no desdeña la búsqueda de un lector cómplice con una propuesta ácida, crítica (insisto, no quejumbrosa) a la vez que reflexiva. Esa es la idea, hay que atinar para conseguirla… y luego buscar ese nicho de mercado (¿por qué le llamarán nicho?) que nos está esperando. Otra cosa (cambio de tercio) es que me resultó curioso que, a pesar de que las jornadas estaban organizadas y respaldadas por multitud de organizaciones, asociaciones, instituciones,… el curro corrió a cargo de una sola persona, Martín,… claro que en las charlas no faltaron los recurrentes comentarios a la creación de redes, grupos de autogestión autónoma, brigadas de trabajo colectivo y bla-bla-bla… mucho palique pero a la hora de currar… siempre pasa lo mismo.

Seguimos siendo unos asnos

Leo en la web de Javier Marías algunos panegíricos que le dedica a Juan Benet. Tiene una sección entera, “benetiana” o algo así. No, perdón, lo de “benetiana” era una recopilación de ensayos de Félix de Azúa sobre el maestro.Javier Marías y Félix de Azúa tienen en común que se creen muy listos y que insultan con bastante facilidad. Si Pérez Reverte es el nivel 1 del improperio (algún día quiero colgar la carta que le mandó a Umbral), este par están en el nivel 2, en el de “yo leía Tel-quel hace 30 años y tú eras y sigues siendo un asno”. Pongamos que el nivel más bajo son las cursiladas de Rosa Montero. En fin, cuando empezó a escamarme la idolatría compartida por estos dos sujetos tan poco dados a los buenos sentimientos, leí a Juan Benet. En algunos momentos me pareció superior a Faulkner, así que supongo que no entendí nada. Ahora que Faulkner y Juan Benet me importan bastante menos que entonces, diría que el “legado benetiano” a la literatura española es escaso, mucho menor que el de Borges o Cortázar o incluso Eduardo Mendoza, a pesar de que este último en ocasiones haya rendido su genuflexión ante el bigote de Benet.Este olvido histórico puede indicar que seguimos siendo unos asnos. Seguro que eso es lo que piensan Azúa y Marías. Pero también puede revelar que tampoco era para tanto.

Daría Barbate

En favor de España

Que el pp no haya ganado las elecciones de 2008 dice algo en favor de España: sólo un país de miserables habría olvidado la vergüenza del 11-M en tan sólo cuatro años.

Daría Barbate

19 mar. 2008

Prisioneros del disparate

video

Bueno, pues ya sabéis de mis debilidades por el señor Rosendo, un tipo que lleva treinta años a su marcheta, sin atropellar y sin subirse a ningún carro... en fin, que a poca gente se le puede ni siquiera sospechar la integridad. Y este video me evoca a Bostezo, a su momento actual de gestación...

12 mar. 2008

Batallas internas

Hay noches en que la parte de mí que ya no cree en nada se bate con denuedo con la que todavía alberga alguna esperanza. Tensión latente, sudor frío, sábanas revueltas, dolor de muelas estreadas. Lucha titánica. Debo de reconocer que la primera se me antoja más ingeniosa (también más perezosa) mientras que de la segunda destacaría su compromiso, desconoce qué se encontrará en la meta, pero sabe que llegará. Pero claro, tendrá que acarrear con la parte de mí que ya no cree en nada, el arrogante descrédito hacia un paraíso que asegura que no existe. Mis dos partes han sellado un pacto: mientras la primera acepta acompañar a la segunda en esta aventura, la segunda no renegará de la capacidad de reírse de los asuntos importantes para regodearse en las minucias insignificantes que tanto gustan a la parte de mí que ya no cree en nada: la burla constante, el comentario sacado-de-tiesto, los cabellos despeinados. La parte de mí que todavía guarda alguna esperanza juzga como ingenua y arrogante la postura de la que ya no cree en nada. Y ésta le dice con sonrisa indescifrable: “Donde vas no sirve de nada, pero te acompaño”. Hacia allí se dirigen.

10 mar. 2008

Poner cabeza a Bostezo o la victoria de Sleepy Hollow arre

Espero que sepáis entender mi intromisión y disculpar mi arrogancia por dirigirme a un público tan selecto en el mundo de las letras. Yo, por mi parte me acojo al apelativo de "enemigo de la letra impresa" que mi buen amigo Paco se inventó para justificar mi aversión (llamadlo pereza) por los contenidos, por los textos sesudos. Prometo que mi intrusión está justificada. Vengo a comunicaros que tras semanas de ardua discusión hemos decidido la cabecera que nos acompañará en este atrevido, por ignorantes, viaje que es Bostezo. Y no exagero cuando digo ardua. Para llegar al feliz desenlace tuvimos que convencernos Editor, director de arte y diseñador (un servidor). Para no entrar en detalles de quién hizo cuál y qué otro proponía la de más allá pues sin duda resultaría parcial, os paso una relación aséptica de nuestra evolución (o involución). Las líneas iniciales plantearon las primeras diferencias: optar por una tipografía bien seleccionada y apropiada al uso, sin pretensiones artísticas y que no fuera objeto de mofa en el caso de que se repitiera en el entorno más próximo (la neo sans) o arriesgar en la medida en que se merecía este proyecto y buscar algo que aportara una plusvalía a la cabecera (aún aventurándonos a ser señalados por recargados, obsoletos modísticamente o poco estéticos).

El camino de enmedio fue el intento de conciliación: mantener la neo sans y encargar a algún renombrado artista de nuestro alcance el diseño de una de las letras de la cabecera para otorgarle esa personalidad que nos resistíamos a perder.

Visto lo visto, volvimos a encontrarnos en el punto inicial con la ventaja de saber ahora qué era lo que no queríamos. O todo o nada, fue nuestra apuesta y como somos osados, obviamente dijimos al unísono: TODO, OF CURS!! Así que encargamos definitivamente la cabecera a unos artistas que nos recomendaron una tal Gubben.


Desconfiando de su criterio (así somos de vanidosos) nos embarcamos en una nueva odisea. Ejecutar nosotros mismos lo que había en nuestros cerebros: más artesanal (plumilla en mano y habilidad sinpar) o tecnológico (freehand en ratón y las Vanguardias por referencia).


Me empiezo a aburrir a mí mismo, así que os resumo gráficamente cómo nuestra penúltima reunión selectiva se inclinó por la segunda opción y cómo ésta se transformó hasta adquirir la apariencia definitiva. ¿Que muchas de las anteriores alternativas era mejor?, sí, es posible, pero ¿qué le vamos a hacer?, es nuestra criatura y ya le hemos cogido cariño.

Resaca electoral

Pues nada, la imagen que yo me quedo con esta mañana, la historia es que bote Mariano y se les cae la pancarta, qué ridículo los dos candidatos botando (que no votando), se parecían a mi compañero de colegio que no sabía rematar de cabeza y saltaba con los brazos pegados al cuerpo y ponía cara de idiota tratando de que el balón contactara con su cabeza. Y nos preguntamos: ¿quiénes son los exaltados que asisten a las noches electorales con el mismo brío que si se tratase de una final de Champions? ¿Qué buscan? ¿Follar como bonobos con la excusa de un triunfo o incluso derrota política (todo vale con tal de satisfacer los instintos). Ché, qué indignante… eso sí, nos quedamos con el rostro desencajado de la atractiva mujer de Rajoy (¿qué hace con un zanguango así?), se le veía cara de decepcionada, ella aspiraba a algo más, ser la dama de los repartos de limosnas o abrir casas donde los inmigrantes aprendieran a bailar jota y hacer paellas. A los que echamos el voto a los cerdos, el día amaneció tan gris como cualquier lunes.

8 mar. 2008

Triviales pensamientos

Pasé este sábado tarde en posición horizontal (a veces es necesario) dejando que mi cabeza pensara lo que le viniera en gana... en un momento dado, me propuso jugar con las letras que ocupan un lugar en nuestras expresiones más o menos cotidianas. Me salieron las siguientes: "andar haciendo eSes", "no saber hacer la O con un canuto", "eRRe que erre", "poner los puntos sobre las Ies", "por H o por B", "punto G", "no entender ni J" (¿existe o me la estoy inventando?)... Bueno, en fin, que nada, que si se os ocurre algu... eso, nada.

¿La información bajo sospecha?

Después de escuchar a amigos y expertos en la materia está claro que afirmar que la información está bajo sospecha es una tautología o pleonasmo, perdón por la redundancia. Se podría resumir con dos frases de esas que siempre molan citar para aparentar que estamos leídos en la materia. "Toda objetividad es un punto de vista" (de Furio Colombo, un autor del que sólo conozco esa frase) y otra del colega Ciorán que se pasó la vida despotricando del hecho de seguir vivo: "No hay necesidad de creer en una verdad para sostenerla". Si asumimos a pies juntillas ambas frases, apaga y vamonos, nada más que decir, ok Cioran, ok Colombo, gracias por desgraciarnos el dossier (y la existencia). Vale, la información no está bajo sospecha, lo cual es un alivio porque, si lo tenemos tan claro, no nos dejaremos engañar (o sí, pero porque queremos).
¿Y entonces? ¿de qué irá el dossier? Pues la intención es recoger opiniones, conjeturas y divagaciones de gentes que estén aportando cosas interesantes sobre el asunto. Temas que hay sobre la mesa: la información como mercancía; el periodismo gonzo (Miedo y asco en las Vegas); estupidez y televisión (algo que por obvio no deja de ser interesante, sobre todo si lo escribe Vicente Ponce); los tabús periodísticos (Abelardo Muñoz); un análisis de La Gota (la columna de María Consuelo Reina en Las Provincias); una mesa redonda propuesta por David Barberá sobre el 23-F en Valencia (única ciudad donde los militares sacaron los tanques a pasear); la penetración de las multinacionales españolas en los medios de comunicación latinoamericanos (o algo así, ¿no Jorge?); el caso de Pablo Santiago, un pertinaz periodista gallego que se metió tan a fondo en su investigación sobre las redes de pedófilos que acabó tres años en el bote acusado de ser uno de ellos; los pies me huelen mal (los de foto); la autocensura en la prensa oficial cubana (ya se lo hemos pedido a nuestra colaboradora en La Habana); la estrambótica clasificación sobre libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras (y una comparativa con la clasificación FIFA); los entresijos del periodismo deportivo (Héctor Arnau); el argelino Kamel nos ofrecerá disertaciones sobre el ejercicio periodístico desde Orán... además de artículos sobre diseño, salud, ciencia, cine... Y bueno todo en un aire riguroso, también distendido, porque ahora que sabemos que no se puede sospechar de algo tan evidente, será momento de divertirnos...

Me encanta rebuscar oximorones

¿No resulta chocante que la alcaldesa de Mondragón-Arrasate, a la que echan la culpa, se llame así?

A los colaboradores de Bostezo


Bueno, Bostezo ya está en marcha,... en estos momentos incipientes son interesantes aportaciones, sugerencias (de textos y autores), propuestas, ideas (incluidas pajas mentales). Ya estamos elaborando el primer número de la revista. Para su primer número: La información bajo sospecha.

3 mar. 2008

Epígrafe para Bostezo

El fondo sobre la forma, lo latente frente a lo patente

No estamos en venta

Vamos a ver,… la idea es hacer una revista sabiendo quienes somos y de dónde partimos. Me he apuntado a un curso para tratar temas totalmente ajenos al mundo de las letras: mercadotecnia, viabilidad, estrategias, comercialización, competencia. He salido de allí con ganas de tirar todo por la borda. No me seduce la idea de hacer una revista en la que todas estas cuestiones condicionen el entusiasmo con el que iniciamos el proyecto. Lo importante es hacer una revista de la que nos sintamos orgullosos y lo demás ya vendrá si tiene que venir. Emplear el esfuerzo –y el dinero- en hacer el producto editorial que alguna vez soñamos a condición que no se convierta en nuestra pesadilla realizada. Nuestra sociedad ha llegado a un punto de decadencia donde lo importante no es lo que seas sino cómo lo muestras. Y hemos aceptado ese mundo de apariencias como la máscara con la que nos mostramos ante los demás. La verdad es que me provoca un malestar apocalíptico abandonar mi esencia para conseguir alcanzar ninguna cima, con lo bien que me lo paso tirado en cualquier cuneta. Uno es como es y, sinceramente, está muy satisfecho por serlo.
Esta mañana, casualidades, me topé con una antigua ex novia (no todas las ex novias son antiguas, algunas se reciclan). Lo curioso es que me la encontré posando para una fotografía colectiva en las escaleras del IVAM. Estaba de visita en el museo con su grupo de una escuela de publicidad donde imparte clases. Me hizo gracia verla –después de unos diez años- con cara fotogénica para inmortalizarse en una instantánea. Ella también me vio mientras posaba e hizo un gesto grandilocuente, aunque rápidamente lo disimuló para volver al rictus fotogénico que requería el momento. Esperé con cara de idiota a que acabara la sesión de fotografías (se hicieron ocho con diferentes cámaras). Después actualizamos nuestros archivos (¿Cómo te ha ido? ¿Dónde estabas? ¿Qué estás haciendo?). Hicimos la falsa promesa de quedar un día para tomar algo (ni siquiera nos dimos los teléfonos). La percibí desmejorada, no físicamente sino espiritualmente, como si el hecho de haber aposentado su vida hubiese dejado secuelas en sus entrañas. Hablaba sin brillo en los ojos (el día que perdemos brillo ocular, empezamos a morir irremediablemente). Me hubiese gustado invitarle a darnos un paseo por las estrellas, pero la noté demasiado amarrada al suelo para proponérselo. No sé, a veces creo que este tipo de promesas de un futuro mejor o una existencia acomodada nos conducen irremediablemente a una muerte paulatina y deshonrosa. Y yo para eso no me pongo a editar una revista. Si el éxito es venderse, no estamos en venta.

2 mar. 2008

El rosa no es color para según qué casos

Tengo un amigo que me cuenta anécdotas y avatares de su oficio. Aunque reconoce que la mayor parte del tiempo es rutinario, de vez en cuando salta la chispa. La otra noche me relataba sucesos, entre los que recuerdo el de un rumano sin brazos atropellado por un tren mientras pedaleaba en bicicleta (sobrevivió) o el caso de violencia de ¿genero? entre una pareja de lesbianas. Pero el que se me quedó marcado fue el de ese chaval que, después de varios años en el trullo, sale de prisión y se dirige a su barrio-guetto, donde sabe que le espera un recibimiento en loor (y olor) de multitudes. Le acompaña un amigo que ha ido a recogerle en motocicleta. La policía les hace el alto, pues el recién liberado viaja sin casco reglamentario. Lo más extraño es que lleva uno amarrado al brazo. Cuando la autoridad le pregunta por qué no hace uso del casco, el muchacho explica: “Es que es de color rosa”. Claro, lo estoy viendo: el héroe de sus hermanos y primos pequeños, el bribón número uno, el macho más macho, el ex -presidiario (condición que, según dónde, otorga caché) llegando a su barrio chungo armado de un casco rosita. El recibimiento caluroso de los suyos reconvertido en mofa burlesca por llegar parapetado de un casco de ese color estigmatizado socialmente –reconozcámoslo- como repipi y hortera. Claro que el rosa no pega con su rol de malandrín. Me lo imagino entrando en su barrio con el casco puesto. Y los comentarios y risitas por lo bajini de los suyos. Empatizo con el muchacho y me da lástima. No es justo que un casco rosa le joda sus quince minutos de gloria. Que lo único que debe valer la pena de comerse varios años de prisión es el recibimiento a la salida. Y no es cuestión de pasar de héroe efímero a hazmerreír de familia, amistades y sus ligues. También los malotes tienen que mantener cierta decencia para sostener el status que se han ganado con marrullerías, pequeños hurtos de gasolinera y algún tirón de bolso. Y, para ellos, el rosa no pega nada con el místicismo canalla que envuelve a un granuja recién salido del talego. Deberían de perdonarle la multa. Por humanidad.