18 may. 2008

Bostezar para estar en alerta

(artículo rescatado de www.ozu.es)
Seguramente no hayas podido evitar abrir la boca justo en el momento menos oportuno. La sabiduría popular dice que bostezar en público es de mala educación, más aún cuando se acude a una conferencia o cuando un amigo se está desahogando a lágrima viva. Al parecer cuando esto sucede no es que nos aburramos o que nos estemos quedando dormidos sino todo lo contrario. Nuestras neuronas se reactivan como si se tratase de una situación de alerta roja para prestar toda la atención en ese momento. Según los psicólogos de la Universidad de Albany, en Nueva York, el cuerpo está tratando desesperadamente de mantener la cabeza lúcida y despierta. Por lo tanto, según el estudio publicado en la revista “Psicología Evolutiva”, un bostezo retrasa el sueño y no lo estimula, como pudiera pensarse. Y el deseo que sentimos de desperezarse cuando otros lo hacen podría ser un mecanismo de grupo para ayudarnos a mantenernos alerta cuando enfrentamos peligro. Para probar la teoría, los psicólogos pusieron a 44 voluntarios a mirar videos de gente bostezando y luego contaron el número de bostezos contagiados. Todos a una, como en fuente ovejuna.

No hay comentarios: