10 mar. 2008

Resaca electoral

Pues nada, la imagen que yo me quedo con esta mañana, la historia es que bote Mariano y se les cae la pancarta, qué ridículo los dos candidatos botando (que no votando), se parecían a mi compañero de colegio que no sabía rematar de cabeza y saltaba con los brazos pegados al cuerpo y ponía cara de idiota tratando de que el balón contactara con su cabeza. Y nos preguntamos: ¿quiénes son los exaltados que asisten a las noches electorales con el mismo brío que si se tratase de una final de Champions? ¿Qué buscan? ¿Follar como bonobos con la excusa de un triunfo o incluso derrota política (todo vale con tal de satisfacer los instintos). Ché, qué indignante… eso sí, nos quedamos con el rostro desencajado de la atractiva mujer de Rajoy (¿qué hace con un zanguango así?), se le veía cara de decepcionada, ella aspiraba a algo más, ser la dama de los repartos de limosnas o abrir casas donde los inmigrantes aprendieran a bailar jota y hacer paellas. A los que echamos el voto a los cerdos, el día amaneció tan gris como cualquier lunes.

No hay comentarios: