11 nov. 2008

Primeras sensaciones

Empiezan a llegar tanto halagos como críticas del primer número de la revista (por cierto, Jesús hoy quise llevarla al número 20 de tu calle, pero se acaba en el 18 ¿?, mañana te busco)... en fin, hay que ir puliendo cosas, por suerte, una revista es un proceso y esto acaba de empezar.
Llevo unos días discutiendo conmigo mismo (disquisiciones trasladadas tímidamente al exterior) sobre conceptos como alternativo y radical,... ¿Es Bostezo una publicación alternativa? ¿Alternativa a quién? Sinceramente, no lo sé, Bostezo surge por sí sola y se instala como puede en esta maraña que conocemos como sociedad. No creo que sea una alternativa a nada y a nadie, bastante trabajo nos da ir definiéndola por sí sola.
Lo alternativo me suena a ir a rebufo de lo que hacen otros (nunca me gustaron las identidades que se definen por sus contrarios, aunque veo bien que a otros les funcione como posicionamiento mental, social e incluso lucrativo)... después de batallar tiempo en anti-movimientos de diferente linaje percibí que eran contraproducentes para su anti-causa, ya que ayudan a fortalecer el equilibro reinante (casi al mismo tiempo me dí cuenta que la mayoría de bomberos son pirómanos en ciernes y que casi todos los asesinos en serie acarician tiernamente a sus canes). Tampoco se trata de ser sistémicos, sino de buscar un hueco propio, con nuestras virtudes y defectos (ni exagerar las unas ni disimular los otros).
Y luego está lo de radical, que casi siempre me suena a queja y rabia (emociones que, me van a perdonar, soy incapaz de sentir por salud mental)..., en fin, Bostezo es tan ecléctico que hasta yo -Walter, autodenominado director- soy critico con parte de sus contenidos. De esto se trata, de hacer una publicación plural y abierta a diferentes tipos de expresiones, andanzas, emociones, gritos, silencios de carices varios (críticos, feroces, ingenuos, sarcásticos, osados, taimados, oscuros...). Bla, bla, bla. Por cierto, estaría bien abrir la sección del ojo crítico, osea, un lector que criticase la revista en la propia revista, cómo lo veis? algún voluntario/a? y luego haremos un ojo del ojo crítico y de ahí un ojo al ojo del ojo crítico y luego...
Bueno, avanzamos hacia el segundo número. Perfilaremos errores, matizaremos cuestiones, acicalaremos secciones,...

3 comentarios:

Daria Barbate dijo...

Yo tampoco veo claro eso del radicalismo y lo alternativo. Creo que la clave está en tener algo que decir. Por cierto, hoy he tenido una especie de roce con un tipo por el artículo "ETA nació en un vestuario". Ya os contaré en privado, que aquí seguro que husmea el CESID.

Pablo dijo...

Esto de intentar etiquetarse está cada día más complicado. Yo lo noto incluso en las entradas de mi blog, que no me salen los "tags" ni a la de tres.

En cuanto a la propuesta del "ojo crítico del lector", buf. Acabo de leer una respuesta del editor de Replicante a uno de sus reseñados (se quejaba de su reseñista) y es peor el remedio que la dolencia. Yo siempre recomiendo no rectificar en los medios, pero da gloria ver cómo se escacharran ellos mismos.

En cuanto a lo de "ETA nació en un vestuario": hace poco me enteré de las andanzas de Álvaro Baeza (Eta nació en un seminario). ¡Está desaparecido el tío de los medios! ¿Por qué será?

el lleti dijo...

¿Me puedo reir?
Haberle metido dos yoyas...