9 abr. 2008

Reunión de trabajo en Orán

"Desgraciadamente, tenemos petróleo", sería el titular del diálogo que mantuvimos con Kamel Dabourd, periodista argelino de Il Quotidien d´Oran y colaborador de la revista Bostezo. En efecto, da la sensación de que Argelia vive una hiperdesarrollo sin ningún tipo de planificación. Por sus riquezas naturales, al país le sobra el dinero, por lo que el poder decide fomentar una cultura del despilfarro y la ostentación desestructurada. Claro que estoy hablando del norte el país, la zona más poblada, donde se arrebujan los núcleos urbanos; en el sur sobreviven nómadas bereber y tuareg que, como diría el poeta Alejandro Morales sobre los indígenas en México, "están en otro pinche rock-and-roll".
Kamel aceptó nuestra propuesta de colaboración en el dossier LA INFORMACIÓN COMO SOSPECHA. Desde su posición de periodista con visión global, escribirá sobre los estereotipos que manejan los medios de comunicación argelinos y europeos en su malévola definición de qué es Occidente y el Magreb, respectivamente.

No hay comentarios: